EL
Cubierta

 

Como no podia ser de otra manera el motor nuevo no acoplaba en la bancada, todo un regalo el ajuste de la misma a su nuevo amo, posturas con la radial dignas del Kamasutra, por lo menos se agradece verla asi de blanquita.

 

Despedimos a nuestro fiel Perkins 4108 jamas nos dejo tirados, ya venia de una furgoneta, estuvo 17 años con nosotros y sigue trabajando en una pequeña barca de pesca.

En la foto de abajo Enrique y yo posando cual cazadores con su pieza.

Seguimos con Perkins, con el SM 65 de 65 cv, todos los barcos de acero que he conocido andaban cortos de motor por supuesto dan para hacer la velocidad que les permite su casco pero en los puertos y con viento de proa..... sin comentarios, ahora no sufro con las maniobras y con 1600 rpm hago la velocidad que me permite mi eslora dinamica.

Miro con cara de no terminarme de creer que el motor esta en su sitio, aunque aun queda alinearlo.

La capota anti-rociones ya estaba muy vieja y en vista de lo que costaba una nueva pense en hacerla rigida, no sabia donde me metia, el material muy barato, madera, masilla y metacrilato pero horas ¡un monton!

Y ya puestos en faena le hice un cierre de lona y metacrilato que me permitira hacer las guardias sin mojarme ni pasar frio y cuando no es necesario se recoge y se guarda.